25.4.21

Calima de primavera

No hay sombras. El cielo está nublado, en parte por nubes, en parte por la arena del Sahara. Este fenómeno se viene repitiendo con más frecuencia de la habitual desde finales del invierno y comienzos de la primavera. Tan pronto se torna claro y la primavera brilla en las hojas y flores recién salidas, como se emborrona y todo adquiere una tonalidad terrosa. Aún así, hemos salido al Parque Central de Valencia, y no se me ha ocurrido pintar otra cosa que no sea el cielo y sus densos nubarrones de barro. Acuarela en papel Saunders satinado y 28 x 38 cm.


22.4.21

Fantasía

Hoy me he dejado llevar por la fantasía. Después de pintar en el Parque Central de Valencia, la belleza y contraste de la coloración malva de las salvias canarias han ocupado los últimos minutos, y el resultado ha sido esta pequeña acuarela, pintada en la parte posterior de uno de los numerosos trozos de papel que resultan del troceado de pinturas que no me gustan. Disculpad mi atrevimiento.


18.4.21

En blanco y negro (casi)

 Avanza la mañana y la imagen que ofrece el puerto de Valencia es la de un fotograma en blanco y negro. En Valencia también tenemos días grises, aunque pocos. De hecho, a partir de media mañana, el sol se ha impuesto a las nubes y termina esta jornada pictórica con un cielo completamente despejado y con un cielo azul intenso. Cosas de la primavera. Tras un año en el que el confinamiento ha dado paso a la restricción más o menos voluntaria por el temor al contagio por coronavirus, la Agrupación de Acuarelistas Valencianos ha recuperado la tradición de un encuentro pictórico mensual. Y ahí estábamos una buena representación, con la alegría de poder compartir nuevamente unas horas de pintura al aire libre. Y aquí está mi acuarela, en papel Moulin du Roy -que CANSON ha dejado de fabricar, bien que lo siento-, con unas dimensiones de 30,5 x 45,5 cm. Espero que os guste.




15.4.21

Las viejas columnas...

del antiguo Hospital de los Pobres Inocentes, de Valencia, hacen guardia ante lo que fue su edificio central y hoy es sede de la Biblioteca Pública más importante de la ciudad. La rodea un jardín con distintos niveles y numerosas columnas salvadas providencialmente de la piqueta que derribó buena parte del complejo hospitalario. El interior es majestuoso... pero no se puede pintar en él. Nos conformamos con hacerlo en el exterior, en su entrada flanqueada por algunas de aquellas columnas. El tiempo presagiaba lluvia, y se ha cumplido el pronóstico; pero el trabajo principal estaba hecho.  Acuarela pintada en papel Saunders, con unas dimensiones de 24,5 x 31 cm.







7.4.21

Agaponis.

Con este curioso nombre se conoce a una variedad de loro de pequeño tamaño, que algunos catalogan como especie invasora, pero que a mí me gusta llamar especie no autóctona. No me extiendo en las razones de ello para no hacer larga esta presentación. Aunque no es tan visible al viandante como las bandadas de loros, periquitos, cotorras,.... que pueblan nuestros parques y jardines, sí que lo es en el jardín Botánico de Valencia, auténtico paraíso para esta clase de aves. De una de las muchas fotografías que se pueden encontrar en internet, me he decantado por la presente para cumplir el reto quincenal que nos plantea la Agrupación de Acuarelistas Valencianos. El título también podía haber sido TERNURA.

#antoniosanchezserrano #agrupaciondeacuarelistasvalencianos #pintoresdelpontdefusta #aves #loros #jardínbotánicodevalencia







5.4.21

La torre del Botánico

Quienes haya visitado el Botánico en alguna ocasión la reconocerán enseguida. Es una torre que sobresale sobre los techos curvados de los viveros y sobre otras edificaciones de pequeña altura. Con todo, no es la torre en sí lo que más me ha llamado la atención de este encuadre, sino el contraste entre los tonos violáceos de las floraciones de las "Salvias de Canarias" y los tones ocre-anaranjados del ladrillo de la edificación. Y como novedad, el cambio de técnica: el pastel por la acuarela. Sigo practicando con las barritas y lápices de color, y en esta ocasión el motivo ha sido el paisaje. Si el resultado es del gusto de mis seguidores, me alegraré; en caso contrario, lo lamentaré y procuraré perfeccionar la técnica. Quedo a la espera de vuestro amable dictamen. Los materiales utilizados son de la marca Rembrandt para las barras y Faber-Castel para los lápices. El papel, Canson de color gris y formato 29,7 x 42 cm.


 

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...